Impuesto interno: modelos con valores ficticios y otros sin precio

Impuesto interno: modelos con valores ficticios y otros sin precio

La devaluación volvió a colocar a una franja del mercado al borde (o dentro) del denominado impuesto al lujo. Analizamos caso por caso.

Como en la época kirchnerista, el impuesto al lujo vuelve a trastocar a una franja a la franja del mercado que, hoy, está por encima de los 40.000 dólares.

Cuando la administración de Macri tomó las riendas, el impuesto interno (que iba a ser derogado pero continuó) se acomodó de tal manera que efectivamente comenzó a impactar en los modelos de lujo, tal como era la intención original.

Así, todos los modelos de producción nacional y varios importados (especialmente los SUV medianos) vivieron sin problemas durante un largo período. Pero la última devaluación reacomodó el impuesto, ya que este se mide en pesos y actualmente se fija, tras otros impuestos, en cerca de 2.300.000 pesos.

De esta manera, varios modelos, como antaño, se apiñaron en esta franja, pero otros directamente quedaron sin precio. El caso más impactante es el de la flamante Toyota Rav4, que no tiene valores. Las Volkswagen Tiguan Higline (nafta y diesel), tampoco tienen precio.

Toyota también sinceró el valor de la SW4, el único modelo producido en el país que tributa el impuesto. Aumentó casi un millón de pesos y la versión básica quedó sin valores: ahora arranca en 2.910.000 pesos.

Por su parte, Hyundai y Kia han mantenido los valores anteriores sin aplicar el impuesto (en Tucson, Veloster, Sportage, Sorento, etc.). La página de la primera aclara que estos modelos están impactados, pero no publica el precio con el aumento.

La lista de los que están 2.200.000 “y algo” es profusa y seguramente en el concesionario ya están pidiendo otros valores. Chevrolet cotiza la Equinox full a 2.299.900 y la TrailBlazer (competidora directa de la SW4) a 2.262.900 pesos; Citroën la Grand C4 Spacetourer a 2.280.000; Jeep la Compass full a 2.290.000 y los Wrangler a 2.300.000; Nissan la X-Trail a 2.235.300; y Volkswagen el Passat a 2.213.100 pesos (un precio “imposible” para este modelo).

Pero el caso más claro de como todo se distorsiona está en Peugeot. Las 3008 GT Line (nafta y diesel), las 5008 full (también nafta y diesel) y hasta el 308S, todos importados de Francia, valen lo mismo: 2.287.000 pesos.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply