El Volkswagen Virtus vuelve a ofrecer ESP de serie

El Volkswagen Virtus vuelve a ofrecer ESP de serie

Tras casi un año en que dos de las versiones manuales lo ofrecían como un pack opcional, el control de estabilidad regresa de serie a toda la gama.

El año pasado, para septiembre, el Volkswagen Virtus reconfiguró la gama con un extraño ausente. Las versiones manuales de los equipamientos Trendline y Comfortline dejaron de ofrecer de el ESP de serie y lo pasaron a entregar como parte de un opcional.

Ahora, con la llegada del Model Year 2020, el modelo regresa a las fuentes y vuelve a entregar el dispositivo en todas sus versiones, tal como sucedía desde cuando llegó al país, en febrero de 2018 (ver prueba).

Como siempre, las versiones del Virtus son seis, con tres equipamientos que se unen en todos los casos a una caja manual de cinco marchas o una automática de seis. Todas viene con el motor 1.6 de 110 CV que comparte con los Polo y T-Cross, entre otros.

La Trendline, a 850.700 pesos, viene de serie con cuatro airbags, ESP, isofix, butaca regulable en altura, pantalla táctil de 6″, comando satelital, levantavidrios eléctricos y cierre centralizado. La automática, a 910.250 pesos, suma llantas de aleación y control crucero.

La Comfortline, a 893.550 pesos, incorpora faros antiniebla con iluminación en curva, volante con doble regulación, sensor de estacionamiento y espejos eléctricos. La automática, a 1.013.250 pesos, suma control crucero.

La Highline, a 1.051.400 pesos, agrega climatizador automático con salida en las plazas traseras, sensor de lluvia, encendido automático de luces, pantalla táctil de 8″ con cámara, control crucero, instrumental digital, acceso y arranque sin llave y sensor de estacionamiento delantero. La automática, a 1.136.200 pesos, suma levas al volante.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply