Opinión: Diez años para subirnos al mundo

Opinión: Diez años para subirnos al mundo

El acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur plantea muchísimos interrogantes, pero abre la posibilidad de integrarnos al mundo.

Por Martín Simacourbe

El reciente acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea pone un sinnúmero de interrogantes en todos los rubros, pero especialmente en el automotriz, el que más nos interesa en AutoWeb.

Los detractores han dicho que esta industria ha sido “moneda de cambio” para el ingreso sin arancel de los productos agrícolas sudamericanos en el Viejo Continente, debido a la mayor industrialización que innegablemente Europa tiene por sobre el Mercosur en materia de autos y autopartes.

Pero el acuerdo, que primero tiene que pasar por regulaciones de todo tipo, aprobación parlamentaria y demás etcéteras antes de ponerse en funcionamiento, contempla varios pasos hasta el denominado Libre Comercio.

Con buen tino, el acuerdo contempla que los automóviles importados de Europa, que hoy pagan el 35 por ciento de arancel, se mantengan así por un plazo de 7 a 10 años y que, recién después, comience un descenso progresivo hasta el libre comercio, incluso con cupos.

En cambio, los del Mercosur, que son caros y tecnológicamente atrasados hoy en día, podrán llegar a Europa sin pagar demás desde el comienzo, gracias a la quita de aranceles para casi todos nuestros productos.

Además, también está contemplado que haya medidas temporales para salvaguardar diferencias sustanciales por aumentos significativos de importaciones.

Es decir, las filiales de Argentina y Brasil (que dependen de casas matrices europeas o con grandes mercados allí), tienen un plazo de una década para mejorar esa productividad y conseguir la tan ansiada competitividad.

Es sabido que buena parte de esa falta de competencia es por culpa de un estado ineficiente, que llena de impuestos a los productos nacionales y tiene regulaciones laborales y productivas de la mitad del siglo pasado.

Durante los últimos 20 años, cuando el Mercosur se consolidó como un bloque con alto comercio interior, las automotrices argentinas aumentaron su producción y exportaron muchísimas unidades al que llegó a ser el cuarto mercado mundial, pero les costó horrores cruzar el Atlántico, algo que padecimos cuando Brasil entró en crisis.

Lo mismo le pasó al propio mercado brasileño, que vivió días de gloria abasteciendo a su enorme mercado interno, hasta que las ventas decayeron a la mitad.

En casi dos décadas y por circunstancias parecidas, la producción de automóviles en el Mercosur se volvió cara (muchísimo más que en Tailandia, Sudáfrica o México, solo para dar ejemplos de economías emergentes) y las posibilidades de ganar nuevos mercados.

El acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur es una excelente oportunidad tanto para los gobiernos como para las automotrices. Podemos quejarnos y pensar que el Viejo Continente va a arrasar con nuestra industria o ponernos a trabajar en medidas que promuevan la inversión de capitales y generen más puestos de trabajo en la cadena automotriz regional.

Tenemos diez años para lograrlo.

3 comentarios

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

3 Comentarios

  • adolfo
    1 julio, 2019, 3:04 pm

    Por favor, no empiecen con el verso de que hay que las leyes que protegen a los trabajadores son anacrónicas, o en Europa no existen el pago de las vacaciones, licencias por maternidad, indemnizaciones por despido, y todo eso. Con ese verso, al mejor estilo Cavallo y sus descendientes actuales, siempre atacan a los laburantes. Ah, en Europa, muchos rubros están subsidiados, así que no vengan con el verso del Libre Mercado. Saludos.

    RESPONDER
    • Autoweb
      Autoweb@adolfo
      1 julio, 2019, 5:36 pm

      Nadie habla de perder esos derechos Adolfo. Pero sí hay una flexibilidad laboral que incluso Toyota (el gran espejo donde mirarse a nivel productivo en la Argentina) tiene con respecto a cómo destina horas de trabajo a sus empleados que es muy distinta a la de otras automotrices en nuestro país. Como dije, no es tarea únicamente de los sindicatos, pero entre éstos, las propias empresas y el estado tienen que lograr que nuestra industria sea algo más competitiva de los que es actualmente. Saludos y gracias por el comentario.

      RESPONDER
      • Adolfomusto@Autoweb
        2 julio, 2019, 2:39 pm

        Cuando se habla de flexibilización laboral, en la Argentina, y en el resto del mundo, significa peores condiciones de trabajo para la gente, nunca vi una flexibilización que mejore las condiciones laborales de los trabajadores, me equivoco?. Saludos y excelente portal de noticias. Ah, capo Martín, a quien sigo desde Auto Test.

        RESPONDER