Prueba: Fiat Uno Way

Probamos la única versión disponible del Fiat Uno. Llega con estilo aventurero, el motor 1.3 de 99 CV y con ESP de serie a un precio competitivo.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Miguel Oteiza

El Fiat Uno está de regreso. Tras el lanzamiento en 2010 de la nueva generación, el modelo producido en Brasil dejó de venderse en 2015, en los tiempos del cepo al dólar, cuando la filial local priorizó la venta del Palio Fire cordobés (valían casi lo mismo y eran clave en la venta por plan de ahorro).

La llegada del Mobi, en 2016, parecía alejarlo definitivamente del mercado argentino, pero la marca le hizo un lugar en el segmento más popular, aunque únicamente animado por una única versión, la conocida Way, que como los Adventure, recurre a un mayor despeje y multiplicidad de plásticos en la carrocería.

El Uno compite contra el propio Mobi Way, pero también con los Haval H1, Renault Kwid Outsider y Volkswagen Up Cross, por debajo de otros aventureros como los Onix Active, Ka Freestyle y Sandero Stepway.


DISEÑO/ESTILO
El Uno que ves no es igual al presentado en 2010. Este restyling se estrenó en Brasil en 2014, con cambios en todo el frente, que gana nuevas ópticas, parrilla y paragolpes. Algo que dejó de lado fueron los tres rectángulos con bordes redondeados que se repetían por toda la carrocería.

Es un diseño general que ya tiene casi una década encima, algo que se nota, por ejemplo, en las ópticas traseras elevadas (algo casi en desuso ya). Es un clásico exponente del segmento A, con 3.82 metros de largo.

Con respecto al anterior Way, ya no lleva los paragolpes pintados de negro, aunque mantiene la tonalidad en los pasarruedas, el plástico de las puertas y las barras de techo.


INTERIOR/CONFORT
Por dentro hay más novedades. Es nuevo el tablero, ahora más legible y con una muy completa computadora central con informaciones extra como la temperatura de agua o el velocímetro digital.

También cambia el volante, que suma comandos satelitales, y la parte superior de la consola, con nuevas salidas de aire y una la pantalla táctil que es del tipo “after market”. Debido a eso tiene cosas extrañas, como lector de DVD, pero carece de Android Auto o Apple Car. La respuesta es rápida y cuenta con varios menú, pero la visualización no es la mejor.

Lo que sorprende es la calidad, bastante mejorada con respecto al anterior Uno. No vas a encontrar plásticos blandos o de gran factura, pero el armado es muy bueno y no se escuchan grillos pese al maltrato que se le puede dar en nuestras calles.

Salvo las nuevas teclas del volante, mantiene los comandos “gordos” tanto en los brazos de luces y limpiavidrios como los de la climatización, que son algo rústicos pero fáciles de accionar.

Hay varios lugares para dejar cosas, pero ninguno es muy amplio. En el techo lleva una consola con un segundo portalentes (hay otro en el lugar de la agarradera de techo del conductor) y un otro espejo interno para vigilar a los niños en las plazas traseras.

La posición de manejo es alta, pero cómoda, con regulación en altura tanto de volante (no cambia la profundidad) como de la butaca. Atrás ofrece un espacio lógico para su tamaño (no sobra para las piernas), y mucho mejor que el que ofrece el Mobi y parejo (las diferencias son mínimas) con Kwid y Up.

El baúl es de 290 litros, una medida que está más cerca de la de un B (supera a varios incluso) que la que tienen Mobi o Kwid. Por dabajo hay un auxilio del mismo tamaño, con llanta de chapa.

El sensor de estacionamiento es lo más destacado del equipamiento, que ofrece lo básico, sin cámara de retroceso o control crucero. Pero la dotación no tiene grandes fallas.


MOTOR/PRESTACIONES
Otra novedad que ofrece el renovado Uno Way es el motor. Dejó de lado el antiguo 1.4 Fire de 85 CV por este FireFly 1.4 de 99 caballos. Si bien no cuenta con cuatro válvulas por cilindro, distintas mejoras han contribuido a que este propulsor entregue una buena potencia sin que se disparen los consumos.

Las prestaciones son modestas, con casi 12 segundos para acelerar y pasar de 80 a 120 km/h en cuarta marcha. Son un poco mejores que las de los rivales Mercosur, pero también es cierto que ofrece más potencia.

Para llevarlo alegre hay que tenerlo de riendas cortas, algo que eleva tanto las revoluciones como el ruido que entrega el motor, pero en el manejo diario es muy agradable.

Como dijimos, gasta poco. No llega a 6 l/100 km a 100 km/h, pero se eleva hasta casi 8 a 130, producto de lo enroscado que va a esa velocidad. En ciudad promediamos casi 9 litros.


COMPORTAMIENTO
Es un auto claramente orientado al uso diario. Allí brillan lo confortable de las suspensiones, el alto del caucho, el buen despeje (no toca en ningún lado) y la dirección, que cuenta con un modo City que es ideal para les de brazos finitos y que no quieren hacer ni el más mínimo esfuerzo al estacionarlo.

La caja también es dócil, pero tiene un tacto gomoso y recorridos algo largos (como el de antiguos Fiat), pese a que la conexión de las marchas es segura.

En la urbe es tan cómodo como un H1 e incluso más que los Kwid, Up y Mobi, que producto de una distancia entre ejes más corta son más saltarines.

Incluso si te enfrentás a un camino de tierra o embarrado no vas a tener problemas por el dibujo de los neumáticos, el despeje y la solidez general. Eso sí, no está ni cerca de ser un 4×4 (ni siquiera tiene el Locker de la Strada) y no te va a salvar si las ruedas delanteras pierden tracción.

La peor cara la muestra en la ruta, donde sufre los vientos cruzados y tanto la dirección como la suspensión, que privilegian el confort, muestran rápido sus limitaciones. Pero hablamos de un manejo casi deportivo. Para una salida tranquila y a velocidades sin excesos, ofrece comodidad y seguridad, incluso con el aporte vigilante del control de estabilidad.

Ojo, ninguno de sus rivales es un ejemplo en la ruta. El H1 también ofrece ESP pero es mucho más blando. En este rubro el más firme es el Up.


SEGURIDAD
Como vimos, el gran aporte está en la tecla que está aquí arriba, la del control de estabilidad. De sus rivales solo el H1 (en el tope de gama), lo ofrece y es un diferencial clave. Después brinda lo básico, con doble airbag, isofix y cinco cinturones y apoyacabezas.

Las luces no merecen grandes críticas, pero en los frenos, los 44 metros para parar de 100 km/h a cero no son una buena cifra (ahí entran a jugar los neumáticos mixtos), aunque no queda tan alejado de sus rivales.

Si bien  fue probado por Latin NCAP, fue con el protocolo anterior y en una unidad sin airbags y ESP, con lo cual el puntaje no es demasiado representativo.


PRECIO/COMPETENCIA
En estos tiempos de altas bonificaciones, hablar de precios no tiene tanto sentido, pero de lista, al menos, el Uno ofrece un precio competitivo en su franja.

La única versión cuesta 609.100 pesos. El Mobi Way (70 CV) vale 585.100 pesos, el Haval H1 (106 CV) 16.900 dólares, el Renault Kwid Outsider (66 CV) 556.500 pesos y el VW Up Cross (75 CV) 778.500 pesos.

Igualmente lo estamos comparando solo con los otros “aventureros” para achicar el margen, pero quien lo tenga en mente también verá la multiplicidad de oferta que hay en el segmento B tradicional. Y ahí, en la relación precio/equipamiento, el renovado Uno queda bien parado.


Lo Bueno

Confort de marcha
ESP disponible
Consumos reducidos
Andar fuera de ruta
Calidad de armado

Lo Malo

Unica versión disponible
Selectora de caja
Frenos mejorables
Equipo multimedia
Comportamiento dinámico


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 8 válvulas
Cilindrada: 1.332 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 99 CV a 6000
Torque: 13,3 kgm a 4000 rpm

Transimisión
Caja: Manual de cinco marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco/Tambor

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Eje rígido
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 175/70 x 14″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 3,820/1,656/1,555 mm
Peso: 1.052 kg
Baúl: 290 litros
Tanque: 48 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butaca y volante con regulación en altura
Faros antiniebla delanteros
Llantas de aleación
Pantalla táctil con navegador
Pack eléctrico
Sensor de estacionamiento trasero

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales
ABS
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de tracción y estabilidad
Isofix

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 11,8 s.
0-400 metros: 18,2 s.
0-1000 metros: 34,3 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en 4ª: 11,8 s.
80-120 km/h en 5ª: 16,7 s.

Frenada
100-0 km/h: 44,1 mts.
140-0 km/h: 76,2 mts.

Consumos
100 km/h: 5,6 litros/100 km.
130 km/h: 7,8 litros/100 km.
Urbano: 9,1 litros/100 km.

  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Fiat Uno Way

- Precio $ 609.100
- Potencia 99 CV a 6000
- Aceleración 0 a 100 km/h 11,8 seg.
- Consumo promedio 9,1/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply