Prueba: Volkswagen Tiguan Allspace Highline TSi

El SUV mediano de Volkswagen ofrece mucha potencia y un interior con siete plazas, algo poco visto en el segmento. Probamos la versión full naftera.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Miguel Oteiza

La segunda generación de la Tiguan, que apareciera mundialmente en 2016, trajo varias novedades para el mercado argentino. La primera es que el modelo ahora es importado de México y no de Alemania (de donde venía la original) y la segunda es que únicamente nos llega la versión XL, denominada Allspace.

Esta variante, 22 cm más larga que la Tiguan corta, cuenta con la ventaja de llevar tres filas de asientos, algo que no es para nada común en los SUV del segmento mediano. Si bien en otros mercados hay versiones de la Allspace con 5 plazas, la filial local optó por importarla únicamente con 7.

Esto, incompresible al momento del lanzamiento, tuvo su explicación al saberse que VW producirá la Tarek en la Argentina el año próximo, otra SUV de un tamaño muy similar al de la Tiguan europea.

A la Argentina, la Allspace llega en cuatro versiones: un 1.4 tubo nafta con tracción simple, dos 2.0 turbo nafta de tracción integral con diferencias de equipamiento y la reciente aparición de la opción gasolera, también con el máximo nivel. Ya fuera del impuesto al lujo, la versión Highline naftera pasó por nuestras manos.


DISEÑO/ESTILO
Es indudablemente VW de trompa a cola. Un diseño simple, agradable, pero también algo falto de vuelo, sobre todo en esta opción en el que la cola se estira. Sin embargo, el resultado muy atractivo para quien está en búsqueda de un vehículo con tintes familiares.

Si bien por medidas se la podría catalogar casi como una SUV grande (llega a los 4,7o metros), el posicionamiento (algo en lo que también influye su condición regional) la hace rival de los clásicos del segmento, como CR-V, Rav4, Tucson o 3008 (y la 5008, por supuesto). Las Koleos y X-Trail, con 5 plazas, miden casi lo mismo.

El tema es que al no haber una opción corta (hasta que aparezca la Tarek), el cliente que quiera una VW tendrá que adquirir esta opción aunque no quiera los siete asientos.


INTERIOR/CONFORT
Adentro también es súper VW. Esto se nota en el volante, tablero, consola, pero también en la muy buena calidad con la que está construida.

Esta versión full tiene un equipamiento muy abundante en lo que refiere a confort, con el tablero digital configurable, techo panorámico corredizo, portón eléctrico y asistente de estacionamiento, como lo más importante.

La posición de manejo es de lo mejor, con buenas regulaciones y en las plazas traseras hay muy buen espacio en todas las direcciones. Allí es donde más se nota la buena distancia entre ejes. Sin embargo, la quinta plaza es algo dura en el respaldo y el túnel de transmisión no deja mucho lugar para las piernas.

Los asientos de la tercera fila son más para niños que para adultos, producto del poco lugar que queda para las piernas, pese a que la segunda fila es corrediza y reclinable. Tampoco sobra el espacio al techo.

Solemos ser críticos del poco baúl que queda en general en los siete plazas cuando todas las butacas están ocupadas, pero el Tiguan es una excepción, ya que si bien no todos podrán llevar una valija, hay espacio para unas algunas mochilas (230 litros, más que un Mobi). Y ni hablar si rebatimos la tercera fila, cuando acepta 685 litros.

Lo mejor es que esta zona está muy bien tapizada, con una cortina enrollable que se guarda perfectamente al utilizar la última fila. Lo malo es que por debajo aparece un auxilio temporal (nada amigo del 4×4) y que por el poco espacio, poner la original es caso de un pinchazo es imposible.


MOTOR/PRESTACIONES
El motor es el conocidísimo 2.0 turbo TSI de 220 CV que ya conocimos en muchos productos de VW. Solo le caben elogios al comportamiento, y más cuando se suma a la caja DSG, en este caso de siete marchas con levas al volante. Tiene un muy buen torque que aparece rápido y se mantiene casi constante en todo el rango de uso.

La duda que podría quedar con el desempeño en un vehículo alto y pesado como lo es esta Tiguan, se esfuma al ver las prestaciones. Menos de 7 segundos para llegar a los 100 km/h es una cifra espectacular, comparable a la de un deportivo.

Las recuperaciones van en sintonía, con apenas 5 segundos para pasara de 80 a 120 km/h. En cuanto a los consumos, son muy buenos en ruta y autopistas, con unos 8 litros a 130 km/h. Solo en ciudad se disparan por encima de los 12 litros, una cifra alta.


COMPORTAMIENTO
Aunque tiene motorización para comportarse como un deportivo, lo cierto es que la Tiguan está lejos de eso. Es un vehículo grande, con pretensiones familiares y capaz de incursionar en el off road.

Aun así, tiene un desempeño muy bueno, con excelente tracción en todo momento y pocas inclinaciones, salvo cuando se lo exige al máximo, donde entran a jugar las dimensiones y el alto peso. Hasta ahí, dobla con franqueza, con una dirección bien asistida y un chasis que ayuda mucho.

Fuera de ruta encuentra algunas limitaciones en los neumáticos, pero en caminos de tierra o arena se desenvuelve bien  agracias al reparto electrónico de la tracción y la potencia disponible.

En ciudad te vas a encontrar con un vehículo confortable, con suspensiones y un despeje acorde a nuestras castigadas calles y avenidas.


SEGURIDAD
La dotación clásica está y por encima de lo esperable. Al ESP, seis airbags y cinturones y apoyacabezas para todos, se agregan las luces de led en todas las funciones y un desempeño de los frenos elogiable, con menos de 39 metros parea detenerse de 100 km/h a cero.

También le ha ido muy bien en las pruebas de choque (tanto en Europa como en Estados Unidos), aunque es cierto que Latin NCAP no la ha probado.

Pero no podemos dejar de mencionar que hay algunos faltantes que empieza a mostrar la competencia (sobre todo Peugeot en este segmento) que hacen a la seguridad, como frenado automático, mantenimiento de carril o control crucero adaptativo, que bien podría sumar por su precio (sí tiene detector de fatiga).


PRECIO/COMPETENCIA
La versión que mejor muestra la agresividad del precio del Tiguan mexicano no es esta Highline. La Trendline cuesta 1.346.000 pesos, uno de los valores más accesibles para un SUV mediano (una Compass AT arranca en 1.292.700 y una Equinox en 1.155.900), más teniendo en cuenta que ofrece 7 plazas.

Esta Highline ya es otra cosa. Ofrece uno de los motores más potentes y en calidad y equipamiento está entre las mejores. Su valor es de 51.100 dólares (unos 2 millones de pesos según el cambio).

Contando las siete plazas, como rival directo solo encontramos al Peugeot 5008 THP, que con algo más de seguridad, pero menos potencia (165 CV) y sin tracción integral, cuesta 1.665.300 pesos. La Sorento es algo más grande y no tiene un rival directo en la gama.

Después hay una multiplicidad de opciones con dos filas de asientos: las mencionadas Equinox y Compass y los 7 Crossback, Kuga, CR-V, Tucson, Sportage, X-Trail, 3008, Koleos y Rav-4, además de algunos chinos, en general a menor valor.


Lo Bueno

Comportamiento general
Motorización y caja
Prestaciones
Equipamiento de confort
Respuesta de los frenos

Lo Malo

Solo versión 7 plazas
Consumo en ciudad
Sin extras de seguridad
Auxilio temporal
Precio elevado


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas, inyección directa con turbo
Cilindrada: 1.984 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 220 CV a 4420 rpm
Torque: 32,6 kgm entre 1500 y 3940 rpm

Transimisión
Caja: DSG de siete marchas
Tracción: Ingtegral permanente
Frenos: Disco ventilado/Disco

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Independiente
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 235/55 x 18″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,701/1,839/1,674 mm
Peso: sin datos
Baúl: 230/685 litros
Tanque: 60 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butaca eléctrica con regulación en altura y calefacción
Cámara de retroceso
Climatizador trizona
Control crucero
Encendido automático de luces
Estacionamiento asistido
Freno eléctrico
Instrumental digital configurable
Llantas de aleación
Pantalla táctil con navegador
Pack eléctrico
Portón eléctrico
Sensor de estacionamiento del/tras
Sensor de lluvia
Tapizado de cuero
Techo panorámico eléctrico
Volante con doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales y de cabeza
ABS
Apoyacabezas (7)
Cinturones inerciales (7)
Control de tracción y estabilidad
Detector de fatiga
Isofix
Faros antiniebla del/tras
Faros full led
Monitoreo de presión de neumáticos

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 6,9 s.
0-400 metros: 14,8 s.
0-1000 metros: 27,6 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en D: 5,0 s.

Frenada
100-0 km/h: 38,5 mts.
140-0 km/h: 66,7 mts.

Consumos
100 km/h: 6,3 litros/100 km.
130 km/h: 8,1 litros/100 km.
Urbano: 12,3 litros/100 km.

  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Volkswagen Tiguan Allspace Highline TSi

- Precio US$ 51.100
- Potencia 220 CV a 4420
- Aceleración 0 a 100 km/h 6,9 seg.
- Consumo promedio 9,8/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply