Prueba: Citroën C4 Lounge Shine THP

Probamos la versión tope de gama del renovado mediano de Citroën, que batalla en un segmento que no la pasa del todo bien en el mercado nacional.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Venancio Ozino

No es el mejor momento de la historia para los sedanes. Golpeados por la fiebre SUV y por los cada vez más espaciosos compactos (como Cronos, Virtus y Yaris) a mejor precio, su panorama a futuro está bastante complicado: Fluence no llega a 2019, Focus sobrevivirá solo un poco más y Vento quedó como una opción cara, para tentar a los directivos que ya no pueden subirse a un Passat.

En este contexto, el Citroën C4 Lounge fabricado en El Palomar, trata de mantenerse activo con un reciente restyling y el agregado de versiones más económicas gracias a la incorporación del motor 1.6 aspirado, conservando las equipadas con los eficientes HDi y THP.

A este último nos subimos, en la versión más equipada y con equipamiento full, aprovechando algunos cambios en la estética que refrescaron su imagen.


DISEÑO/ESTILO
Lo primero que se salta a la vista es la renovada trompa, que hereda de su homónimo producido en China. Son nuevas las ópticas, la parrilla y el paragolpes. Los chevrones, como viene sucediendo en todos los nuevos diseños, ahora se integran en las ópticas abrazando la nueva iluminación led. Atrás, a diferencia del modelo chino, no hubo cambios importantes, salvo por la renovación interna de las luces.

Más allá de cualquier opinión, lo cierto es que el diseño del Lounge tenía ya casi cinco años encima, en los que aparecieron algunos jugadores (otros, como vimos, están poco preocupados por renovarse) que obligaban al modelo a renovarse.

Podríamos reclamar una nueva generación, pero dado lo que el modelo vende en Brasil y la Argentina, lo costoso que sería eso y, por último, que ni siquiera el hatch tiene una nueva camada en Europa, este rediseño es más que bienvenido.


INTERIOR/CONFORT
La gran novedad puertas adentro es el nuevo tablero, similar al que ya se estrenó en la gama Partner/Berlingo. Es totalmente digital, pero nada que ver con lo más nuevo del mercado, con pantallas configurables.

El diseño es bien simple, en demasía, con un tono monocromático, caracteres pequeños (bien por la velocidad, pero con un cuentavueltas poco legible) y un medidor para tantear lo que se está consumiendo que distrae más de lo que aporta.

Lo mejor viene por el lado de la multimedia, con un equipo moderno que aglutina muchas funciones, incluso la de la climatización, pero con botones de acceso directo y ruedita para el volumen, que facilitan las operaciones.

El resto es bien conocido: una posición de manejo agradable, con buena regulación del volante (de tamaño excesivo, pero de impecable asistencia), comandos a mano, amplia visibilidad y una calidad general aprobada, que solo en algunos materiales podría mostrar mayor esmero.

Atrás hay muy buen lugar y se acomoda entre los mejores de una clase que tiene muy buenos exponentes, que hacen justamente del espacio posterior una de sus cartas para triunfar ante los hatch de su tamaño o algunos SUV que no son tan espaciosos.

El baúl no es tan generoso como el de otros sedanes, que superan los 500 litros, pero los 450 disponibles son suficientes para una familia. Debajo, hay un auxilio temporal en medida de 16 pulgadas (17 las titulares).

Otro punto fuerte es el equipamiento, que brinda, además de lo esperado, faros full led, todos los sensores, acceso sin llave y techo corredizo. Lo que no vas a encontrar son algunos extras de seguridad, como mantenimiento de carril, o se confort, como estacionamiento asistido.


MOTOR/PRESTACIONES
Una de las mejoras cosas que tiene el C4 Lounge es su gama de motores. Agregó un 1.6 básico y mantiene tanto el diesel (es de los pocos) como este THP de 1.6 litros y 165 CV.

Es uno de los mejores propulsores del mercado, con suficiente potencia para movilizar a este sedán de 4,65 metros de largo. La gama de utilización es bien amplia, con excelente respuesta en baja (acelera en menos de 10 segundos) y una entrega plana que hace que la caja automática no tenga que estar permanentemente buscando la mejor relación.

Además de buenas prestaciones, los consumos son contenidos, salvo en ciudad, donde se disparan un poco, con mas de 11 litros cada 100 km.

La caja tiene un agradable comportamiento, pero no ofrece levas para comandarla en forma manual, algo que se puede hacer desde un selectora algo antigua, que mantiene los clásicos casilleros y presenta un vástago algo largo.


COMPORTAMIENTO
El C4 fue siempre uno de los medianos que más confort de marcha ha ofrecido y esta renovada línea no es la excepción. Incluso en esta versión tope de gama, con neumáticos del perfil bajo.

En ciudad se banca prácticamente cualquier desperfecto del camino y si el asfalto está bien, es un placer llevarlo. Lo mismo vale para la ruta, donde es capaz de entregar muchísimo confort, al nivel de un Corolla, un Fluence o un Sentra. La dirección tiene una asistencia justa que eleva este placer de conducción.

La contracara, si se quiere, está en el comportamiento dinámico. No es malo ni peligroso, pero muestra algunas inclinaciones ante maniobras exigentes y cierta tendencia a perder la línea con los vientos cruzados, sin alcanzar el desempeño de Cruze, Focus, Civic, Vento o el 408 con el que comparte plataforma.

Más que la capacidad para hacer una u otra cosa, el acento de la marca está puesto en el cliente clásico que no busca un sedán que doble como los dioses sino que lo lleve con alto grado de confort en la enorme mayoría de las situaciones que vive a diario.


SEGURIDAD
Como dijimos, le faltan algunas cositas que ya se empiezan a ofrecer en este tipo de modelos que hacen la diferencia por sobre el clásico combo de 6 airbags/ESP. Ojo, tampoco es que en la competencia vas a encontrar de todo.

Lo mejor viene por el lado de las luces (todas led y con gran poder lumínico) y de los frenos, que permiten lograr buenas distancias.

No hay pruebas de impacto realizadas por Latin NCAP para comprobar el diseño de su estructura.


PRECIO/COMPETENCIA
Esta versión Shine cuesta 944.500 pesos, un precio que lo deja bien parado ante la competencia, pese a que cada uno de los valores que te vamos a comentar puede estar (y seguro lo está) bonificado.

Siempre full y con caja automática, un Cerato 900 mil, un Corolla 906, un Fluence 940, un Vento (no el tope de gama) 950, un 408 972, mientras que un Civic (otro intermedio) o un Cruze superan por nada el millón.

La verdad es que en este mar de ofertas por pago al contado es difícil establecer un parámetro justo. Sin mirar tanto los valores, el C4 es un auto equilibrado, que pierde en algunas cosas con un Cruze (por motor y equipamiento) o con un Corolla (por precio y confiabilidad), pero que se acomoda dentro de un segmento que se ve amenazado por el crecimiento de los SUV, como por ejemplo del propio C4 Cactus, con el que comparte motor en la versión tope de gama.

Si lo tuyo es innovar con la imagen, probablemente encuentres mejores ofertas en el mercado que este C4, pero si aun valorás todo lo bueno que sabe dar un mediano, el producto de Citroën sigue siendo un refugio agradable.


Lo Bueno

Espacio interior
Confort de marcha
Equipamiento general
Prestaciones
Gama amplia

Lo Malo

Instrumental
Algunos materiales
Consumo en ciudad
Sin levas al volante
Auxilio temporal


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.598 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 165 CV a 6000
Torque: 24,5 kgm a 1400 rpm

Transimisión
Caja: Automática de seis marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Eje semi rígido
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 225/45 x 17″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,650/1,798/1,505 mm
Peso: 1406 kg
Baúl: 450 litros
Tanque: 60 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Acceso y arranque sin llave
Butaca regulable en altura
Cámara de retroceso
Climatizador bizona
Control crucero
Encendido automático de luces
Faros antiniebla delanteros con iluminación en curva
Llantas de aleación
Pantalla táctil con navegador
Pack eléctrico
Sensor de estacionamiento trasero
Sensor de lluvia
Tapizado de cuero
Techo corredizo eléctrico
Volante de doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales y de cortina
ABS
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de tracción y estabilidad
Isofix
Faros de led

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 9,3 s.
0-400 metros: 15,8 s.
0-1000 metros: 30,5 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en D: 7,2 s.

Frenada
100-0 km/h: 39,7 mts.
140-0 km/h: 71,2 mts.

Consumos
100 km/h: 6,9 litros/100 km.
130 km/h: 8,9 litros/100 km.
Urbano: 11,5 litros/100 km.

  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Citroën C4 Lounge THP

- Precio $ 994.500
- Potencia 165 CV a 6000
- Aceleración 0 a 100 km/h 9,3 seg.
- Consumo promedio 9,6/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply