Modelos que pudieron ser argentinos (parte II)

Modelos que pudieron ser argentinos (parte II)

Hay varios autos que se produjeron en la Argentina que, por distintas razones, no tuvieron el sucesor de su mercado de origen. Segunda parte con los europeo.

Marcas que se fueron del país, versiones originales que se perpetuaron en el tiempo o cambios de política conspiraron para que una veintena de modelos que se producían en la Argentina no tuvieran el sucesor que ofrecían en su mercado de origen.

En esta segunda entrega (ver la primera con los de origen norteamericano) vamos a repasar once de origen europeo que en el Viejo Continente mostraron una nueva generación y que jamás asomaron por aquí: tres de Renault, dos de GM, uno de Austin (fabricado por Siam), uno de Dodge, uno de PSA, uno de DKW (producido por Auto Union) y uno de Fiat.

Austin 1800

El Siam Di Tella era un clon de un modelo de la BMC vendido con muchas marcas en Europa (Austin, Morris, Riley y Wolseley). En 1964 apareció su reemplazante, el 1800 (también vendido con varias marcas), que incluso fue elegido como Auto del Año. Tenía un curioso diseño firmado por Alec Issigonis (creador del Mini) y Pininfarina, pero para esa época Siam estaba liquidando su rama automotriz.

Chevrolet Corsa

Después de producir en el país la segunda (luego conocida como Classic) y tercera generación (que fue llamada Corsa II), la continuidad del modelo europeo originalmente creado para Opel se interrumpió. Para esa época GM había decidido en la región alejarse de su gama europea en favor de productos coreanos de la ex Daewoo o regionales, como los Agile o Cobalt, que tomaron el lugar del Corsa más moderno.

Chrysler Horizon

El Dodge 1500 era un Hillman Avenger que Chrysler vendió en Europa desde 1970. Su reemplazante, en 1978, fue el Horizon, que se vendió allí como Chrysler y Simca, y luego, unificado como Talbot gracias a la compra de PSA del brazo europeo de la americana. Incluso fue vendido en EE.UU. como Dodge Omni. La compra de Chrysler Argentina por parte de VW frustró cualquier chance de arribo a la Argentina.

Citroën Berlingo/Peugeot Partner

La segunda generación del multiuso del Grupo PSA apareció en Europa en 2008, doce años después del original, manteniendo las puertas traseras corredizas y la opción utilitaria. Pero nunca se dio una vuelta por la Argentina, donde se estiró la vida comercial de la primera generación hasta nuestros días. Incluso ya va por una tercera, que podría llegar importada el año que viene.

DKW F102

Este sedán fue la evolución alemana del Auto Union 1000 que se producía en Santa Fe. Nació en 1964 con líneas mucho más modernas que las del DKW F94, sobre el cual se diseñó el 1000. La denominación duró sólo hasta 1965, ya que a partir de allí fue uno más de la naciente marca Audi. Acá, la marca dijo adiós en 1969.

Fiat 131

El sucesor natural del 125 fue el 132, de 1972, en una época en que los sedanes de Fiat crecieron bastante en tamaño. Por medidas, el 131, que debutó dos años más tarde, también podría haber llegado al país para reemplazar al 125, que aquí estiró su vida comercial hasta 1982. Recién en 1985 Sevel comenzó a producir el Regatta, que en Europa era el reemplazante de este 131.

Opel Kadett

La ex marca de General Motors apenas vendió un modelo en la Argentina: el K-180, que era un Kadett de cuarta generación con otro nombre. La quinta, de 1979, ofreció una gran variedad de siluetas, aunque ninguna era sedán. Como los modelos de Chevrolet, le fue imposible llegar al país tras la retirada de GM de la Argentina en 1978.

Renault 8/10

El antiguo diseño posguerra del Dauphine fue reemplazado en Europa, en 1962, por el R8, que pese a sus nuevas líneas mantenía la distancia entre ejes y la configuración de motor y tracción posterior, algo que recién fue modificado por el 12 en los setenta. El R10 llegó un poco más tarde, siendo 20 cm más largo que el R8, pero ninguno fue bien visto como para llegar a producirse en la Argentina.

Renault Clio

Algo similar a lo del Corsa se dio con el Clio europeo. Luego de producidas las primera y segunda generación en la Argentina, Renault decidió en la región comenzar a producir la gama “low cost” que originalmente había aparecido con el logo de Dacia. Así, Sandero y Logan reemplazaron al Clio argentino y mudaron su producción a Brasil.

Renault Trafic

El furgón del rombo había sido todo un éxito desde su introducción en 1986, pero la crisis del 2001 y su antigüedad decretaron el fin de la producción nacional. Para ese tiempo, la marca ya había creado en Europa la segunda generación, con un diseño actualizado, pero la francesa se decantó por producir en Brasil el Master, que tenía un tamaño mayor.

Volkswagen Transporter

La Kombi de segunda generación fue producida en la Argentina a comienzos de los ochenta, al tiempo que en Europa se presentaba la tercera camada, con un diseño algo más moderno, con formas rectas que dejaban atrás las líneas de posguerra. Permaneció en Europa hasta inicios de los noventa, pero nunca fue tomada en cuenta como para fabricarse por aquí.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply