Prueba: Peugeot 208 Allure Plus HDi

Probamos algo que no tiene igual en el mercado argentino: un hatch chico con motorización diesel. Es caro, pero tiene muy buenos argumentos.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Venancio Ozino

Cada vez hay menos diesel en el mercado. Entre chicos y medianos quedó una oferta muy limitada que salvo por la presencia de PSA (este 208 más 301, 308, 408, C4 Lounge, Partner y Berlingo) sólo se encuentra en el Renault Kangoo y el Ford EcoSport.

De hecho, para ponerlo en el mercado, Peugeot recurrió a la fábrica de Eslovaquia y no a la de Porto Real desde donde trae el resto de los 208. Esto le vale minimas diferencias estéticas y una muy importante: la presencia del ESP, un faltante sensible en la gama del chico del león (a excepción del GT con motor THP).

Eso le vale pagar un arancel que lo pone en una posición poco privilegiada dentro de la propia gama, pero quien ama los diesel, sabiendo que no hay rivales directos en el mercado, puede encontrar su aguja en el pajar de los nafteros.


DISEÑO/ESTILO
Decíamos que hay mínimas diferencias. De hecho no hay insignia que denuncie que es un HDi. Pero si te fijás bien, los faros traseros tienen un diseño interno particular, no se ve el escape como en el modelo Mercosur, los espejos tienen un acabado cromado y está unos centímetros más cerca del piso.

Después es el mismo 208 que se vende desde hace cinco años en la Argentina, con una figura que se mantiene muy atractiva y, a mi gusto, de las más lindas del mercado entre los pequeños hatch.


INTERIOR/CONFORT
Tampoco hay novedades de importancia más allá de una terminación que sube algunos puntitos, gracias a la producción europea, una calidad que ya es de lo mejor dentro de los modelos populares fabricados en la región.

A la vista, te podés dar cuenta en los medidores de combustible y temperatura, que dejan la medida digital y se suben a las agujas clásicas. La pantalla es la misma y el resto de los comandos (salvo el del ESP) son idénticos.

Por lógica se mantiene el diseño i-cockpit del tablero por encima del volante, algo que muchos están valorando pero que a mí no me termina de cerrar, ya que hay que hay que adaptar la altura del volante y la butaca no tanto al gusto si no a que el aro no interfiera con la información del tablero. En mi caso, siempre pierdo algo de data en pos de dejar el volante como me gusta.

Salvado esto, el volante pequeño y la buena butaca terminan entregando una posición de manejo cómoda y que no necesariamente es alta. Para quienes buscan eso esta el 2008.

Atrás hay poco espacio, más para niños que para adultos, sin demasiado ancho ni alto (algo lógico en un auto de este tipo), pero con menos lugar para las piernas que muchos competidores como Argo, Polo y ni que hablar de un Fit.

El baúl, según la medición esta en 285 o en 318 litros, pero en la práctica nos quedamos con el primero, un espacio tradicional para sus medidas, Debajo del piso aparece un auxilio temporal, pero no del tipo galletita.

Al ser un Allure Plus, está muy cerca de la dotación del Feline Mercosur, con techo panorámico (no se abre), sensores varios y cámara de retroceso.


MOTOR/PRESTACIONES
Lo mejor, por lejos del modelo. Lo decimos por la exclusividad, porque el 208 también tiene buenos nafteros como el 1.6 de 115 CV o el espectacular THP de 165 caballos. El diesel es el conocido de otros modelos de PSA, con 1.6 litros y 92 CV.

Este número podría parecer poco a priori, pero para que te des una idea, el torque es de 23,5 kgm a sólo 1750 vueltas, cuando el THP ofrece, con 73 burros más, 24,5, a 1400 rpm.

Esto hace que la potencia esté disponible en un rango muy amplio, como en la mayoría de los diesel modernos y que no pase de los 100 caballos sólo se siente si uno lo gusta ir más allá de la máxima en las rutas o al acelerar a fondo, donde clava más de 12 segundos.

Y, por supuesto, hace todo eso pidiendo muy poco combustible. Los números son bajísimos, con algo más de 4 litros a 100 km/h, menos de 6 a 130 y apenitas más de 7 en ciudad.


COMPORTAMIENTO
El 208 brasileño tiene uno de los mejores compromisos de su clase entre confort de marcha y desempeño dinámico, pero con un faltante clave, el del control de estabilidad, algo que sí incorpora esta versión europea.

Con eso, el 208 eleva la vara mucho más para situaciones de emergencia en las que el ESP puede ser la diferencia entre un vuelco y poco más que un susto.

Tener esa configuración de primer mundo lo hace algo menos confortable en algunos terrenos, pero estamos hablando de una diferencia casi imperceptible, ya que los neumáticos no tienen un perfil muy bajo.

Mantiene la dirección comunicativa, el buen apoyo en curva y el desempeño de la caja, con recorridos algo largo pero de buena conexión, aunque no tan preciso como en Peugeot de hace unos años.


SEGURIDAD
Además de lo mencionado (trae seis airbags como el Feline), el 208 suma discos de freno traseros, pero la diferencia no se nota en las cifras, donde registró casi 43 metros, una medida que incluso está por encima de la media regional.

En las pruebas de choque sí se nota la diferencia. Mientras en Europa obtuvo cinco estrellas, en Latinoamérica, con menos exigencias, sacó sólo dos (en la versión con doble airbag), en parte por no tener los mismos refuerzos laterales.


PRECIO/COMPETENCIA
Catalogar de caro o barato al 208 Allure Plus no es fácil. Cuesta 684.100 pesos, casi 100.000 más que el Feline (598.400), al que le suma ESP y pierde mínimos elementos de equipamiento (como el cuero).

Si te gustan los diesel, y el 208, claro, esa diferencia puede ser compensada con lo mucho que vas a disfrutar lo poco que consume y las muchas veces menos que tengas que cargar por su enorme autonomía.

Quizás el peor rival lo tiene en la misma empresa, con los 301 y C-Elysée, que con el mismo motor cuestan entre 570 y 635 mil pesos, ofreciendo más baúl y espacio posterior, pero sin el encanto del diseño del 208.


Lo Bueno

Control de estabilidad
Motorización
Consumos
Comportamiento
Confort de marcha

Lo Malo

Posición de manejo
Precio elevado
Espacio posterior
Selector de caja
Garantía de dos años


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.560 cm3
Alimentación: Diesel
Potencia: 92 CV a 4000 rpm
Torque: 23,5 kgm a 1750 rpm

Transimisión
Caja: Manual de cinco marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Disco

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Eje rígido
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 195/55 x 16″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 3,975/1,740/1,470 mm
Peso: 1080 kg
Baúl: 285 litros
Tanque: 55 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butaca con regulación en altura
Cámara de retroceso
Climatizador de doble vía
Control crucero
Encendido automático de luces
Faros antiniebla delanteros
Llantas de aleación
Pantalla táctil
Pack eléctrico
Sensor de estacionamiento trasero
Sensor de lluvia
Techo panorámico fijo
Volante con doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales y laterales
ABS
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de tracción y estabilidad
Isofix
Faros de led diurnos

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 12,3 s.
0-400 metros: 18,2 s.
0-1000 metros: 33,7 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en 4ª: 9,2 s.
80-120 km/h en 5ª: 11,8s.

Frenada
100-0 km/h: 42,8 mts.
140-0 km/h: 72,1 mts.

Consumos
100 km/h: 4,2 litros/100 km.
130 km/h: 5,7 litros/100 km.
Urbano: 7,2 litros/100 km.

  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Peugeot 208 Allure Plus HDi

- Precio $ 684.100
- Potencia 92 CV a 4000 rpm
- Aceleración 0 a 100 km/h 12,2 seg.
- Consumo promedio 6,8 l/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply