Marca por marca: cómo viene el Flex con Brasil

Marca por marca: cómo viene el Flex con Brasil

Las automotrices argentinas poseen un régimen con Brasil para favorecer el intercambio. Sin embargo, las cuentas vienen muy complicadas.

Argentina y Brasil tienen un convenio por el cual la balanza comercial de importaciones y exportaciones automotrices queda dentro del denominado Flex.

Este posibilita la importación de 1,5 dólares por cada dólar exportado. Así se busca compensar las fuertes diferencias que tienen ambos mercados en términos de producción, ventas y radicación de polos productivos.

Sin embargo, en los últimos años la recesión brasileña hizo que muchos productos fabricados allí fueran exportados a la Argentina y a los nuestros, por la misma razón, les costó superar la frontera.

Con un panorama totalmente opuesto en esta segunda mitad del año y algunas inversiones que se están materializando, esa balanza ámpliamente desfavorable tiene un horizonte algo más promisorio.

Llegado el fin de este período de intercambio (a mediados de 2020, aunque se negocia una postergación), las empresas que no cumplieran con el Flex deberán pagar multas, de allí la importancia de no superar la barrera de 1,5 dólares importados por cada dólar exportado.

Ahora bien, si analizamos el primer semestre de ventas en cada país (no tenemos datos de producción), vemos que esa balanza sigue muy desigual: mientras los productos brasileños invaden nuestro mercado, los nuestros (salvo pocas excepciones) tienen un pasar bastante flojo en Brasil.

En este resumen te mostramos cuánto vendieron los productos argentinos en Brasil y cómo les fue a los mejores tres modelos brasileños por aquí (aunque hay varios más) de cada una de las marcas en la Argentina durante el primer semestre de 2018.

Vale aclarar algo importante: el Flex no toma en cuenta la cantidad de unidades, sino el costo particular de cada una de ellas. Por eso cobra valor (como en el caso de Hilux, Ranger y Amarok, por ejemplo), la exportación de vehículos caros, que permiten importar una mayor cantidad de unidades de modelos más baratos.

Como tampoco tenemos ese dato (el valor que cada filial le cobra a la otra por cada unidad), la cantidad de ventas es un buen parámetro para entender cómo está el Flex de cada una de las terminales que intercambian productos con Brasil.

Aclaramos que hay tres modelos que se producen en la Argentina (Logan, Sandero y HR-V) que también se fabrican en Brasil (con preferencia para atacar cada mercado interno), mientras que Nissan recién arrancó la producción de Frontier, con la que buscará equilibrar una balanza descompensada por la importación de March, Versa y Kicks.

 

Marca por marca (enero-junio 2018)

Chevrolet

Tiene una balanza muy desigual en cantidad de unidades y por tener producto más caro (S10) importado, pero para el año que viene estará lista la producción local de un nuevo modelo.
Argentinos en Brasil: 12.548
Cruze 12.548
Brasileños en la Argentina: 47.865
Onix/Prisma 37.015
S10 6.465
Spin 4.385

Citroën

Aunque el Berlingo se relanzó en Brasil, en breve se sumará el C4 Cactus carioca. Sin embargo, el año que viene comenzará la producción local de un nuevo modelo.
Argentinos en Brasil: 1.923
C4 Lounge 1.912
Berlingo 11
Brasileños en la Argentina: 5.929
C3 3.931
C3 Aircross 1.998

Fiat

El Cronos sigue ganando mercado en Brasil, pero la balanza no es buena, porque además en la lista faltan Fiorino y Strada (de buenas ventas) y este año regresará el Uno.
Argentinos en Brasil: 11.185
Cronos 11.185
Brasileños en la Argentina: 26.638
Argo 12.888
Mobi 9.464
Toro 4.286

Ford

Panorama complicado porque el Focus viene bajando y no hay nuevos proyectos en Pacheco. Al menos tiene el modelo caro (Ranger) de este lado de la frontera.
Argentinos en Brasil: 12.529
Ranger 8.532
Focus 3.997
Brasileños en la Argentina: 39.686
Ka 18.730
EcoSport 11.200
Fiesta 9.756

Peugeot

La balanza no es para nada favorable. Los productos argentinos se venden poco y nada. Pero al igual que Citroën, el año que viene comienza a producir un nuevo modelo local.
Argentinos en Brasil: 1.319
308/408 710
Partner 609
Brasileños en la Argentina: 21.323
208 14.602
2008 6.721

Renault

La llegada de la Alaskan (el vehículo más caro de este ida y vuelta) tratará de emparejar la balanza más desigual del mercado, debido al flojo andar de Kangoo y la discontinuación de Fluence.
Argentinos en Brasil: 1.370
Kangoo 816
Fluence 554
Brasileños en la Argentina: 33.334
Duster/Oroch 15.352
Kwid 12.542
Captur 5.440

Toyota

La que mejor viene gracias a que exporta muy bien dos productos caros como Hilux y SW4, aunque en breve comienza la importación del Yaris.
Argentinos en Brasil: 23.584
Hilux 17.442
SW4 6.142
Brasileños en la Argentina: 29.727
Etios 20.768
Corolla 8.959

Volkswagen

El hecho de tener un producto local caro (Amarok) compensa un poco números desfavorables, en los que faltan Fox y Saveiro. En 2020 comienza a producir un nuevo modelo local.
Argentinos en Brasil: 10.407
Amarok 7.959
Suran 2.511
Brasileños en la Argentina: 40.129
Gol/Voyage 19.038
Polo/Virtus 12.298
Up 8.793

4 comentarios

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

4 Comentarios

  • Bobby Metzer
    8 agosto, 2018, 8:38 pm

    Si Brasil tiene 170 millones de habitantes y Argentina 43, la teoría por regla de tres simple diría que por cada auto que Brasil le venda a la Argentina, la Argentina le debería vender cuatro autos a Brasil. Esto no sólo no se cumple, sino que se da la opuesto (ó peor aún). Ellos no frenan las importaciones con aranceles, sino con el tipo de cambio. Y como sucede con los autos, sucede con montones de cosas. Pero los argentinos somos TAN vivos que, encima, cuando conviene el tipo de cambio les llevamos miles de millones de dólares en turismo. No aprendemos más…

    RESPONDER
    • Martín Simacourbe
      Martín Simacourbe@Bobby Metzer
      8 agosto, 2018, 8:58 pm

      No es una cuestión de habitantes. Primero, Brasil vende tres veces lo que vende Argentina en cantidad de autos (aprox. 2,4 M contra 800 mil) y además no estás contando que Brasil tiene mucha más producción instalada, con lo cual no es que una industria abastece al otro país, sino que cada uno (sobre todo ellos) también atienden el mercado local. Y más en Brasil que es un país que compra mucho lo producido localmente.

      RESPONDER
  • José
    10 agosto, 2018, 4:22 pm

    Que pasa con Jeep se importa con fluidez? Hay stock?

    RESPONDER
    • Martín Simacourbe
      Martín Simacourbe@José
      10 agosto, 2018, 5:50 pm

      Si. Jeep, si bien se integra al Flex de Fiat por ser parte de FCA (no la incluimos porque discriminamos por marca esta vez) no está con ninguna reestricción a la hora de importar.

      RESPONDER