Breve contacto con el Ford Ka Freestyle

Manejamos una configuración que no se va a vender en la Argentina, pero sirvió para tener un contacto con la nueva versión, el nuevo motor y la nueva caja, todo en uno.

A diferencia de Brasil, en la Argentina el Ford Ka Freestyle se va a vender únicamente con caja manual (click acá para versiones y contenido).

Sin embargo, para manejar durante el test drive de la presentación en la ciudad de Gramado, cerca de Porto Alegre, nos tocó en suerte la configuración con caja automática.

Con parecidos con Villa General Belgrano y Bariloche en la arquitectura de sus tiendas y restaurantes, este municipio está ubicado en la Sierra Gaúcha y está considerada como la Suiza de Brasil, repleta de bosques y el clima que puede llegar a ser considerado como frío para el brasileño medio.

Volviendo a nuestra versión, pese a lo que mencionábamos, nos permitió, en solo vehículo, conectarnos con todo lo nuevo del Ka: su versión Freestyle, el motor 1.5 de 3 cilindros y la nueva caja automática de seis marchas.

El recorrido, de unos 100 km y en caravana, no da para grandes conclusiones, pero notamos una suspensión algo más firme que la del actual Ka, al menos en esta versión aventurera que gracias a esto mitiga un poco el mayor despeje a la hora de tomar curvas cerradas.

La dirección se mostró firme, con la asistencia eléctrica justa (nunca fuimos a ritmo muy alegre) y la caja muestra un buen pasaje de cambios (con un desempeño mucho mejor al del Fiesta Powershift, por ejemplo) sin ser la más rápida del segmento B y con el comando secuencial mal ubicado en el lateral de la selectora.

El motor entrega una agradable dosis de potencia a bajas vueltas y deja notar que es de lo mejor que se puede encontrar en su clase. Sin tomar en cuenta el 1.8 de Argo y Cronos (que en realidad compite contra el Fiesta por precio, dejando al 1.3 como rival natural del Ka), el 1.5 de 3 cilindros es el más potente entre su rivales.

El interior no ha cambiado en términos de calidad (con plásticos duros y algunos encastres mejorables) y habitabilidad (en el promedio de su clase). Ford habla de una ganancia en insonorización, que ya era buena, pero no logramos distinguir demasiado.

Lo mejor viene por el lado de la conectividad, que estrena la pantalla táctil (de medidas contenidas, con 6,5″) en reemplazo del mínimo display de la versión actual. La respuesta es veloz y se pueden espejar celulares para, por ejemplo, utilizar el navegador que no viene de serie.

Este Freestyle , como el SEL, ofrece seis airbags, espejos eléctricos, cámara de retroceso y sensor de estacionamiento como novedades.

Dentro del reducido nicho de versiones aventureras del segmento B (BAIC X25, Onix Activ, C3 Urban Trail, Haval H1, Lifan X50 y Sandero Stepway), el Ka saca claras diferencias en cuanto a potencia y equipamiento de seguridad, pero habrá que ver a qué precios se ofrece, algo que sabremos cerca del último trimestre, cuando sea presentado oficialmente.

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply