Prueba: Volkswagen Amarok V6 4×4 AT

Gracias a sus 224 CV, es ideal para quien busca, sobre todo, una pick up con mejor respuesta en la ruta sin resignar confort de marcha. ¿Justifica esta ganancia su alto precio?

Por Martín Simacourbe
Fotos Venancio Ozino

En la guerra de caballos de las pick ups medianas, Volkswagen tomó la delantera. Con el V6 de 224 CV dejó bien atrás a los 200 que ofrecen Ranger y S10. Es un motor que se coloca, por ahora, como el tope de la gama, por encima del 2.0, que con potencias de 140 y 180 CV, ataca el corazón del mercado.

Luego irá llegando a versiones más económicas, pero no reemplazará al 2.0, pese a los problemas que este tuvo con el afamado Dieselgate.

Esta nueva versión se posiciona como una buena opción para aquellos que deseaban un mejor desempeño rutero, porque a la hora del off road y pese a los caballos extra, no es más capaz que modelos de la competencia con menos poder.


DISEÑO/ESTILO
Si obviamos lo que hay bajo el capot, son casi nulas las diferencias con respecto a una Amarok Highline 2.0. Y eso es una buena noticia: a mi gusto sigue siendo una de las más lindas del mercado. Las novedades vienen por el exclusivo color azul y por unas enormes llantas de 19”. En la versión Extreme cambian el calzado (es de 20”), los estribos y la barra, que olvida los caños para adoptar una plástica en color carrocería que la viste mejor.


INTERIOR/CONFORT
Adentro los cambios son todavía menores, porque la plancha es exactamente la misma, con las virtudes de encontrar todo a mano y la contra de una terminación un tanto rústica, con materiales nobles a la hora del castigo que puede recibir una pick up de flota, pero que en esta opción que supera el millón de pesos deja gusto a poco.

La novedad viene por el lado de las butacas delanteras, de nuevo y deportivo diseño que te van a hacer olvidar aún más (la Amarok es la que mejor lo hace) que estás arriba de una camioneta. Agarran bien el cuerpo, son muy cómodas, están revestidas en cuero y tienen regulación eléctrica. Todo eso se une a un volante de doble regulación que permite una postura excelente. Atrás no hay cambios y si bien el espacio sigue siendo generoso, las posición no es de las más cómodas, aunque es algo que presenta casi todo el mercado de pick ups.

El equipamiento es completo, pero sin algunas cosas que bien se le puede reclamar a un vehículo de este precio. Tené en cuenta que cuesta como un Passat alemán, así que la lista de pedidos podría ser enorme.


MOTOR/PRESTACIONES
La vedette de esta versión es el motor. Se trata de un V6 3.0 que entrega 224 CV y un torque que supera los 50 kgm desde tan sólo 1500 vueltas. Es decir que apenas saliendo del ralentí ya vas a poder gozar de todo el poder de esta propulsor.

El desempeño es impecable, acompañado brillantemente por la caja automática de 8 marchas que podés manejar desde la selectora o desde las levas, pero que salvo a la hora de un camino de montaña o cuando necesitás la máxima tracción, podés dejar el pasaje de marchas en mano de la electrónica sin ningún problema que siempre vas a tener respuesta.

Es tal el poder del V6 que incluso contiene una función overboost que por unos segundos y en determinadas condiciones (entre 50 y 120 km/h, ideal para no hacerte el bobo en los semáforos) eleva la potencia disponible a 245 CV, suficientes para hacer un sobrepaso con total seguridad.

El poder es brutal y en las pruebas de aceleración (donde el Overboost no funciona) clavó 8 segundos, un número comparable al de un Golf GTi.

Los consumos son más elevados que en el 2.0 de 180 CV, pero no con tanta diferencia, salvo en ciudad donde eleva el pedido a 12 litros. En autopistas no llega a los 10 litros, uno más que lo que consume la Amarok “clásica”. Ah, y con más potencia, está en orden de lo que suelen pedir las otras pick ups con motores cercanos a los 3.0 litros.


COMPORTAMIENTO
Si bien en lo derecho va tan rápido como un deportivo, hay que saber que se está arriba de una mole de dos toneladas de peso y casi dos metros de alto. Sin embargo, el desempeño dinámico de la Amarok es de lo mejor en el mercado de las pick ups. Ya lo era con el motor de 180 CV, con un balanceo en curvas reducido y un gran confort de marcha, pero en esta V6 todo se maximizado.

La electrónica ayuda cuando los límites están por sobrepasarse, pero esos límites están bien alto. Ahí contribuye la puesta a punto de un chasis de largueros que poco tiene que envidiarle a un SUV monocasco, pero también los neumáticos de 19”, con una pisada más ancha que deja a la Amarok muy bien plantada a la hora de surcar curvas. Y para coronar todo está el sistema de tracción integral permanente que a todo momento reparte de manera precisa el poder de los 224 CV.

La dirección, si bien no es eléctrica, es progresiva y acompaña de buena manera. Y los frenos son todavía mejores, con gran respuesta no sólo en el pedal sino también en las cifras: con 37 metros se posiciona mejor que muchos medianos, por ejemplo.

Otro punto alto es el confort de marcha, que también hereda de la Amarok “convencional”. Es sin dudas la pick up más confortable que hay, incluso por encima de la Frontier, que con suspensión trasera independiente minimiza lo saltarina que suelen ser las camionetas. La Amarok ya era la “más auto” de todas, tanto por lo dinámico, como por el confort o la posición de manejo. Y esta V6 pone la vara aún más alta.

¿Dónde está el talón de Aquiles? En el manejo off road. Claro que con semejante potencia es fácil llevarla sin ningún tipo de problemas en caminos de ripio o tierra. Ahí no vas a tener ningún problema, incluso para trepar lomas o arrastrar peso.

El problema está cuando debe “arar”, porque, por un lado, los neumáticos son ideales para el asfalto, con lo cual no tienen mucho agarre si el terreno se puso espeso. En la arena vas tenés que venir con buen ritmo y en el barro tener mucha muñeca.

Otro inconveniente es que la electrónica interviene demasiado y, por ejemplo, el control de estabilidad no se puede desconectar. Y el otro problema es que carece de reductora como sus rivales de mercado, aunque entre una primera muy corta y el poder disponible, esto no es tan grave, salvo que encares caminos en muy mal estado.


SEGURIDAD
Como ya vimos, la dotación de seguridad activa es impecable con tantos controles disponibles, pero en la pasiva es inevitable reclamarle airbags de cortina o de rodilla, que ya ofrecen muchos rivales. Sobre todo por el precio a la que se ofrece esta versión. Bien por los faros con xenón, que facilitan el manejo nocturno.


PRECIO/COMPETENCIA
Una Amarok de 180 CV con casi el mismo equipamiento cuesta 1.002.900 pesos y esta V6 1.113.000 pesos (1.179.000 en la opción Extreme). Es un casi 10 por ciento más por subirse a un motor que realmente hace la diferencia si lo tuyo es disfrutar de una pick up muy confortable y con el mejor desempeño dinámico.

Si tenés mucho de manejo off road, quizás la inversión no sea la ideal, porque hay mejores opciones en el mercado. Incluso, la Comfortline V6 que está por lanzarse, sin ese perfil tan exclusivo y neumáticos más laburantes, se ve como una mejor opción.

Ahora, si como muchos usuarios actuales, tu escenario va a ser la ruta, una eventual entrada al campo y el manejo en ciudad, la Amarok V6 justifica la inversión entre las pick ups (la disyuntiva con una SUV es para otro capítulo). Lo hace no sólo ante la 2.0 de VW, sino también ante la competencia, con topes de gama también cercanos al millón de pesos, porque ninguna tiene una opción similar (con más de 200 CV), por lo menos hasta la llegada de la Clase X V6.


Lo Bueno

Prestaciones
Comportamiento dinámico
Confort de marcha
Respuesta de los frenos
Posición de manejo

Lo Malo

Faltantes de equipamiento
Comportamiento off road
Calidad mejorable
Precio elevado
Gama reducida


FICHA TECNICA

Motor
Diesel, 4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 2.967 cm3
Alimentación: Diesel
Potencia: 224 CV a 4000
Torque: 56,1 kgm entre 1500 y 2500 rpm

Transimisión
Caja: Automática de 8 marchas
Tracción: Integral
Frenos: Disco ventilado/Disco ventilado

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Eje rígido
Dirección: Hidráulica progresiva
Neumáticos: 255/55 x 19″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 5,254/1,944/1,834 mm
Peso: 2053 kg
Carga: 1.041 kilos
Tanque: 80 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butacas calefaccionadas con regulación eléctrica
Cámara de retroceso
Climatizador bizona
Control crucero
Faros antiniebla delanteros con luz de giro
Llantas de aleación de 19″
Pantalla táctil
Pack eléctrico
Sensor de estacionamiento delantero y trasero
Tapizado de cuero
Volante con doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales y laterales
ABS Off road
Apoyacabezas (5)
Bloqueo electrónico de diferencial
Cinturones inerciales (5)
Control de ascenso y descenso
Control de tracción y estabilidad
Isofix
Faros de xenón

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 8,1 s.
0-400 metros: 15,7 s.
0-1000 metros: 29,2 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en 6ª: 6,9 s.

Frenada
100-0 km/h: 37 mts.
140-0 km/h: 71 mts.

Consumos
100 km/h: 7,5 litros/100 km.
130 km/h: 9,5 litros/100 km.
Urbano: 12,5 litros/100 km.

  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Volkswagen Amarok V6 4x4 AT

- Precio $ 1.113.000
- Potencia 224 CV a 4000
- Aceleración 0 a 100 km/h 8,0 seg.
- Consumo promedio 9,9/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply